Oración a San Luis Beltrán: Esperanza y protección en tiempos de dificultad

Oración a San Luis Beltrán

Bienvenido a nuestro profundo y transformador recurso de oración, dedicado a la poderosa oración de sanación y protección, conocida como la «Oración a San Luis Beltrán.» En esta invocación sagrada, exploramos la profunda conexión con San Luis Beltrán, buscando la intercesión divina para sanarnos y protegernos de diversas aflicciones.

Acompáñanos mientras nos adentramos en las profundidades de esta potente oración, que ofrece consuelo, fortaleza y guía espiritual a quienes lo necesitan. Descubra el poder transformador de la «Oración a San Luis Beltrán» y reciba sus bendiciones en su camino hacia la sanación y la protección.

Oración a San Luis Beltrán

oracion de san luis beltran
Oración a San Luis Beltrán

Criatura de Dios, yo te conjuro y bendigo en el nombre de la santísima Trinidad Padre, + Hijo + y Espíritu Santo + tres personas y una esencia verdadera y de la Virgen María Nuestra Señora Concebida sin mancha del pecado original. Virgen antes del parto + en el parto + y después del parto + y por la gloriosa Santa Gertrudis tu querida y regalada esposa, once mil Vírgenes, señor San José, San Roque y San Sebastián y por todos los Santos y Santas de tu Corte Celestial.
Por tu gloriosísima encarnación + gloriosísimo Nacimiento + Santísima Pasión + gloriosísima Resurrección + Ascensión: por tan altos y Santísimos misterios que creo y con verdad, suplico a tu divina Majestad, poniendo por intercesora a tu Santísima Madre abogada nuestra, libres, sanes a esta afligida criatura de esta enfermedad, mal de ojo, dolor, accidente y calentura y otro cualquier daño, herida o enfermedad.
Amen Jesús.
No mirando la indigna persona que prefiere tan sacrosantos misterios con tan buena fe te suplico Señor, para más honra tuya y devoción de los presentes, te sirvas por tu piedad y misericordia de sanar y librar de esta herida, llaga, dolor, tumor, enfermedad, quitándole de esta parte y lugar. Y no permita tu divina majestad, le sobrevenga accidente, corrupción, ni daño, dándole salud para que con ello te sirva y cumpla tu santísima voluntad.
Amen Jesús +
Yo te curo y ensalmo, Jesucristo Nuestro Señor Redentor te sane, bendiga y haga todo su divina voluntad. Amen Jesús. Consumatum Est + Consumatum Est +.
Amen Jesús.

Lee: 150+ Recordando a mi padre fallecido Frases: Honrando su cumpleaños y su legado

Oración a San Luis Beltrán
Oración a San Luis Beltrán

Oh, San Luis Beltrán,

hombre de fe y virtud,

que dedicaste tu vida al servicio de Dios y de los demás,

te ruego que intercedas por mí ante el Todopoderoso.

Tú, que fuiste ejemplo de humildad y entrega,

ayúdame a seguir tus pasos y vivir en la gracia de Dios.

Te pido que me des fortaleza y valentía,

para enfrentar los desafíos de la vida con fe y confianza.

San Luis Beltrán, amigo de los pobres y necesitados,

te suplico que intercedas por aquellos que sufren,

que les brindes consuelo y esperanza en sus dificultades.

Te pido especialmente por (menciona tus intenciones o necesidades personales).

Ayúdame a vivir según la voluntad de Dios,

a amar y servir a mi prójimo con generosidad y compasión.

Guíame por el camino de la santidad,

y permíteme experimentar el amor de Dios en mi vida.

San Luis Beltrán, te agradezco por tu ejemplo y tu intercesión.

Confío en tu poderosa ayuda y en la bondad de Dios.

Amén.

Quién es San Luis Beltrán

Oración a San Luis Beltrán

San Luis Beltrán, nacido el 1 de enero de 1526 en Valencia, España, fue un célebre fraile dominico y misionero del siglo XVI.

Conocido por sus excepcionales dotes oratorias, ingresó en la orden dominica en 1546 y no tardó en destacar como un poderoso predicador.

En 1562, Beltrán se embarcó en una misión a las Américas, concretamente a regiones que hoy forman parte de Colombia, Venezuela, Panamá y Ecuador.

Por el camino tuvo que enfrentarse a numerosos retos, como las barreras lingüísticas, los encuentros hostiles con las tribus indígenas y las difíciles condiciones de vida.

Sin desanimarse, trabajó incansablemente para establecer comunidades cristianas, educar a la población nativa e incorporar las costumbres indígenas a su predicación.

La misión de Beltrán fue más allá de la evangelización. También fundó escuelas y hospitales, haciendo hincapié en la importancia de la educación y la asistencia sanitaria a los necesitados.

Sus esfuerzos humanitarios pretendían elevar a las comunidades a las que servía y mejorar su bienestar general.

Tras casi dos décadas de labor misionera, Beltrán regresó a España en 1581. Siguió predicando y guiando espiritualmente a los demás hasta su muerte, el 9 de octubre de 1581, en Valencia.

En reconocimiento a sus excepcionales contribuciones, fue beatificado en 1618 y canonizado como santo en 1671 por la Iglesia Católica.

El legado de San Luis Beltrán como misionero dedicado y defensor de los oprimidos sigue inspirando a personas de todo el mundo.

Su fe inquebrantable, su compasión por los demás y su perseverancia frente a los desafíos lo convierten en una figura venerada en la historia del cristianismo.

Hoy se le venera como patrón de Colombia, donde su labor misionera dejó un impacto duradero en el paisaje religioso y cultural del país.

8 Comments

  1. I got this web page from my friend who informed me regarding this web site and now this time I am visiting this web site and reading very informative articles or reviews here.

  2. I was recommended this blog by my cousin. I am not sure whether
    this post is written by him as no one else know such detailed about my difficulty.
    You are wonderful! Thanks!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *